Noticias

24 May 2020 09:28
Ten un parto seguro en medio de la pandemia
Es importante mantener las debidas normas de seguridad sanitaria en todo momento. Foto: Internet

El embarazo y el parto son momentos muy especiales para toda mujer, pero debido a la pandemia de la COVID-19, el miedo, la ansiedad y la incertidumbre están ensombreciendo este periodo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que aunque hasta el momento no hay pruebas de que las mujeres embarazadas corran un mayor riesgo de contraer esta enfermedad que la población en general, es importante que se tomen las mismas precauciones que el resto de las personas.

Esto quiere decir: lavarse las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón, mantener una distancia física de al menos un metro y medio con las demás personas, evitar lugares concurridos y no tocarse los ojos, la nariz y la boca.

También es necesario tener una buena higiene respiratoria; es decir, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar, aún cuando se este usando un cubreboca o mascarilla.

Dar a luz durante una crisis sanitaria como la que se está viviendo genera muchas interrogantes; sin embargo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) despeja varias dudas para que las gestantes puedan tener un parto seguro.

Entre ellas está la de conocer si es mejor concebir en un hospital público o en una clínica privada. Frente a ello, el organismo señala que aunque dependerá de cada mujer, de sus circunstancias y del sistema de atención de la salud, es recomendable que se busque un lugar seguro en el que se estén tomando las precauciones correspondientes. Para saber cuál es la opción más adecuada para cada mujer es importante que se dialogue con el profesional que la ha estado atendiendo a lo largo de su embarazo y el parto.

Exámenes antes del parto

A fin de evitar contagiarse del virus, se recomienda averiguar las opciones que les ofrece su médico. La telemedicina es una opción para quienes no presentan un mayor riesgo.

Compañía durante el parto

Si bien las políticas pueden variar en cada casa de salud, las mujeres podrían tener a alguien cerca para que las apoyen en ese momento, siempre y cuando se ponga mascarilla dentro de la sala de partos y se lave bien las manos.

Lactancia

Todas las madres podrán amamantar a sus hijos siempre que tomen las precauciones debidas como el uso de una mascarilla, lavarse las manos antes y después del contacto con el bebé, y limpiar y desinfectar las superficies.

Cuando la madre ya ha sido contagiada

Si ha adquirido el virus durante su embarazo tiene que tener en cuenta que todavía se desconoce si el virus puede transmitirse de madres a bebés en este periodo.

De acuerdo a la OMS, el virus de la COVID-19 no se ha encontrado en el fluido vaginal, en la sangre del cordón umbilical ni en la leche materna aunque esa información sigue actualizándose constantemente. Hasta la fecha, el coronavirus tampoco ha sido detectado en el líquido amniótico (sustancia transparente y amarillenta que protege el feto de los traumatismos externos) ni en la placenta.

No obstante, la embarazada deberá comunicar su positivo para COVID-19 a los trabajadores de la salud encargados del parto para que ellos puedan tomar todas las precauciones adecuadas y de esa manera se reduzca su riesgo de infección y el de terceros, incluida la higiene de manos y el uso de indumentaria de protección acorde a la situación como guantes, bata y mascarilla médica. (I)