Noticias

15 Ene 2020 16:38
Súper Tazón en Miami, autoridades preocupadas por un aumento de la explotación sexual
El logotipo de la campaña contra la explotación sexual, "No hay lugar para el tráfico" en Miami Beach. Foto: AFP

Miami / AFP

Cada año, la final del torneo de football americano conocida como Súper Tazón convoca a grandes estrellas, millonarias publicidades y cerca de 100 millones de televidentes. Pero la fiesta trae consigo otro elemento menos feliz: un aumento de la trata, y en particular de la explotación sexual.

Este año, Miami, en el sur de Florida, alberga el partido del Super Bowl, el 2 de febrero. Pero eso preocupa a las autoridades de una ciudad conocida por su ambiente festivo en el tercer estado con más casos de tráfico de personas de Estados Unidos, después de California y Texas.

Temen que la personalidad ya de por sí distendida de la soleada Miami, sumada a la jarana de un evento de la magnitud del Súper Tazón, formen una tormenta perfecta para la explotación sexual.

Miami tiene un problema que “obviamente el Súper Tazón va a amplificar, porque cuando hay grandes eventos festivos, eso atrae a las organizaciones [criminales] que intentan venir a hacer más dinero”, dijo Anthony Salisbury, agente especial a cargo de la oficina de investigaciones del Departamento de Seguridad Interior.

Es la experiencia que padeció Katariina Rosenblatt. Desde sus 13 años hasta sus 17 fue forzada a tener sexo en un hotel de Miami Beach, la turística isla barrera frente a Miami. “Me vendieron por mi inocencia como una pequeña virgen estadounidense, pero conseguí salir del tráfico”, dijo esta sobreviviente que fundó la ONG de ayuda a las víctimas de tráfico There Is Hope For Me. (I)