Noticias

7 May 2020 09:37
Las actividades del hogar no deben limitarte
Puedes aprovechar este confinamiento para reorganizar tus tareas del hogar y separar un espacio para recrearte.

Si bien dedicar la mayor parte del tiempo a realizar los quehaceres domésticos ya es una limitante para que las amas de casa puedan tener un tiempo de recreación, ahora con el aislamiento a causa del coronavirus las posibilidades de tenerlo se reducen aún más.

Esto debido a que en muchos hogares la carga doméstica aumenta, provocando estrés y ansiedad.

Para evitar esos síntomas propios de este tiempo, los expertos aconsejan apartar un espacio para seguir una rutina conformada por distintas actividades físicas y emocionales y así adaptarse a la nueva normalidad.

Entre ellas están: hacer ejercicios, alimentarse bien, dormir las horas necesarias, leer y meditar. Al ponerlas en práctica el cuerpo y la mente se mantendrán saludable.

Regar las plantas: Algo que sin duda es disfrutado por muchas amas de casa es consentir a las plantas mientras observan su belleza, por lo que se aconseja no dejarlo de hacer durante este tiempo.

Practicar lectura: Asignar entre 20 a 30 minutos para leer artículos de su preferencia le servirá para entretener la mente y aprender cosas nuevas para compartirlas después.

Platicar con amigos: El confinamiento es la excusa perfecta para aprovechar la tecnología y tomar contacto con los amigos. Al hacerlo se libera serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.

Realizar ejercicios: Escoger y adecuar un espacio de la casa para realizar una rutina de ejercicios de estiramiento durante la mañana ayudará a mejorar la circulación en todo el cuerpo y a empezar el día con buen ánimo.

Dormir lo suficiente: Esto es muy importante, ya que si descansa el tiempo suficiente podrá levantarse con energía al siguiente día para cumplir con sus actividades.

Mantener el aseo personal: Este momento puede ser aprovechado para mimarse un poco, aplicando productos exfoliantes o hidratantes durante la ducha. También puedes crear recetas caseras. (I)