Noticias

10 Feb 2020 11:34
Esmeraldas: hombres vestidos de policías y médicos entran a hospital y asesinan a reo
La Policía Nacional ejecutó un barrido en los exteriores del hospital y áreas aledañas en busca de pistas.

Redacción Super

La violencia y astucia de los sicarios no tienen límites, ni obstáculos, ni siquiera cuando un hospital público está en su camino. Así lo demostraron un grupo de asesinos que vestidos con uniforme policial y mandil similar al de los médicos entraron al sanatorio Delfina Torres, de Esmeraldas y asesinaron a tiros a Alexander Lugo Saltos.

Sus ‘disfraces’ eran los suficientemente convincentes para que el guardia de seguridad de la entrada y un agente policial que custodiaba al paciente no sospecharan o incluso ejecutaran un cacheo, común en estos casos.

Al poco tiempo de ingresar por el área de emergencias no demoraron en aparecer en la sala de recuperación, donde se encontraba Lugo, un recluso que sabía del peligro que corría, pues horas antes ya había sido atacado en el centro penitenciario de la localidad, lo que provocó su llegada y posterior cirugía en el lugar.

El homicidio ocurrió a las 04h00 de ayer. Versiones preliminares indican que los asesinos atacaron al uniformado que custodiaba a Lugo, sustrajeron su arma, caminaron directamente donde estaba el reo y lo balearon.

Personal de turno del hospital activó el código de emergencia ante la situación.

Lugo Saltos fue ingresado a esta casa de salud al mediodía del sábado, herido con dos impactos de bala en el Centro de Rehabilitación de Varones de Esmeraldas (CRVE).

Al parecer, en este recinto penitenciario fue herido con un arma de fuego por un integrante de la banda Los Choneros. En una ambulancia fue llevado al área de emergencia, donde fue intervenido quirúrgicamente para extraerle los proyectiles.

Los galenos recomendaron que lo dejen en el piso de cirugía para evaluarlo en su recuperación.

Apenas ocurrido el ataque, lo médicos y enfermeras activaron los protocolos, propios en estos casos.

Detenciones

Los primeros policías que llegaron emprendieron un operativo relámpago que desembocó en las detenciones de Luis Antonio G. P. y Juan Elías S.

Tras chequear las cámaras de seguridad se realizó un ‘barrido’ y encontraron un mandil blanco, un pantalón verde, una gorra policial, dos teléfonos celulares, una pistola glock 9 milímetros con silenciador, dos alimentadoras, trece vainas y fragmentos de bala.

En tanto, no se recuperó el arma de dotación del agente policial que celosamente custodiaba a Lugo. (I)