6 Jul 2020 18:18
Consumir alcohol durante la emergencia sanitaria puede incrementar la ansiedad y depresión
Según el informe 2019 de la OEA, el 12.8% de estudiantes en nuestro país tienen dependencia al alcohol. Foto: Pexels

Ante la actual emergencia sanitaria producto de la COVID-19, la Secretaría Metropolitana de Salud a través de los especialistas del Sistema Integral de Prevención de Adicciones de Quito (SIPAQ) recomiendan evitar la ingesta de bebidas alcohólicas como una medida de afrontamiento a cuadros de ansiedad y depresión provocados por la pandemia.

El consumo de alcohol puede ser perjudicial para la salud física y mental de los ciudadanos. Además puede aumentar el riesgo de problemas familiares y violencia doméstica. Su consumo genera desordenes de sueño, irritabilidad y angustia.

Una de las razones fundamentales para evitar el consumo de bebidas alcohólicas, principalmente durante la pandemia, es porque su uso debilita la capacidad del organismo de combatir infecciones, alterando el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, aumenta la probabilidad de presentar cuadros graves de salud y dificulta la recuperación de pacientes positivos.

Brenda Loya, especialista del SIPAQ, sugiere las siguientes recomendaciones o factores protectores ante su consumo:

  • No consuma bebidas alcohólicas.
  • Evite tener bebidas alcohólicas en casa.
  • Supervise y acompañe adecuadamente a tus hijos.
  • Fortalece las relaciones familiares.
  • Construye espacios de comunicación familiar.
  • Fortalece tu autoestima y autocontrol con ideas positivas.
  • Ocupe el tiempo libre en actividades recreativas y deportivas dentro del hogar.

La emergencia sanitaria nos recuerda la importancia de mantener un estilo de vida saludable y condiciones físicas y mentales fortalecidas. Evitar el consumo de sustancias psicoactivas o drogas es fundamental en todo el transcurso de nuestra vida. (I)