Entretenimiento

25 Nov 2019 12:21
Fallecimiento de una estrella del K-Pop abre debate sobre ciberacoso en Corea del Sur
El retrato de la fallecida estrella del K-pop Goo Hara se ve rodeado de flores en un altar conmemorativo en un hospital en Seúl. Foto: AFP

Seúl – AFP

El fallecimiento de una joven estrella del k-pop, Goo Hara, víctima de “porno venganza”, conmocionó a sus seguidores y provocó un debate en Corea del Sur sobre el acoso en la red.

El cuerpo de la exmiembro del grupo Kara fue hallado en su casa de Chenongdam, un barrio lujoso de Seúl. De acuerdo a las investigaciones sobre las causas de muerte, existe una posible pista de suicidio, según la agencia Yonhap. 

Si se confirmará, se trataría del segundo suicidio de una estrella del pop coreano, un sector muy competitivo, en menos de un mes. La también cantante Sulli, exintegrante del grupo f(x) y amiga cercana de Hara, fue encontrada sin vida, quien a su vez había hablado en contra del acoso cibernético e inició un fuerte movimiento ante estos actos en Corea del Sur. 

En mayo, la estrella de 28 años se disculpó ante sus fans tras haber sido hospitalizada tras un supuesto intento de suicidio, y reconoció que estaba “angustiada por varios problemas”. Su fallecimiento hizo que se publicará en línea una petición, en la página de la oficina presidencial, para que se penalice de forma más severa la cibercriminalidad y los mensajes de agresión en línea. La petición recabó en un día más de 20.000 firmas. 

La tasa de suicidios en Corea del Sur es una de las más altas del mundo. Según el gobierno, el suicidio es una de las principales causas de mortalidad antes de los 40 años. El sufrimiento mental es un tabú en Corea del Sur, por lo que muchas personas rechazan pedir ayuda. 

View this post on Instagram

잘자

A post shared by 구하라 (@koohara__) on

El año pasado, la cantante fue víctima del chantaje de un exnovio, Choi Jong-bum, un peluquero que, tras su ruptura, la amenazó con publicar videos de carácter sexual y con “poner fin a su carrera de artista”. Unas imágenes grabadas por cámaras de seguridad mostraban a la cantante de rodillas frente a él, al parecer para suplicarle que no lo hiciera. 

El hombre fue condenado en agosto a prisión condicional por varios delitos, incluido el de intento de chantaje. Pese a todo, la estrella acabó siendo víctima de numerosos mensajes malintencionados en internet. Antes de que encontraran su cadáver, el 24 de noviembre, en su cuenta de Instagram había multitud de mensajes humillantes sobre su aspecto y su pasado con su exnovio.

De 2008 a 2015, Goo Hara perteneció al grupo Kara, una de las bandas más en boga del K-Pop. Cuando el grupo se separó, inició su carrera en solitario. La semana pasada terminó una gira en Japón. (E)