Deportes

27 May 2019 14:46
Carapaz dice tener “suficiente confianza” para luchar por el Giro
Foto: AFP

BÉRGAMO/AFP

El ecuatoriano Richard Carapaz, líder del Giro de Italia, aseguró este lunes, en la segunda jornada de descanso, que se siente con la “suficiente confianza” para competir por el triunfo en Verona el próximo domingo.

“En la última semana espero poder mantenerme (en la lucha), tengo la confianza suficiente para poder rendir al máximo”, declaró el corredor del Movistar español.

“No puedo decir que soy campeón, porque hay mucha gente que puede luchar por el podio y puede pasar de todo en el Giro como se ha visto en anteriores ediciones. Vamos a ir día a día”, añadió el pedalista sudamericano.

Carapaz compareció en conferencia de prensa junto a su director Eusebio Unzue y su compañero Mikel Lanza en la jornada previa a la etapa reina del Giro, con 194 km de recorrido entre Lovere y Ponte di Legno, aunque ‘suavizado’ tras renunciar la organización a la subida al Gavia por las malas condiciones climáticas, aunque se mantiene el ascenso al temible Mortirolo, que se coronará a 30 km para la meta.

El ecuatoriano se mostró “muy emocionado” por vestir la maglia rosa, la prenda que distingue al líder de la carrera, y haber ganado ya dos etapas “gracias también al gran trabajo del equipo” Movistar.

El ciclista nacido en El Carmelo, que el miércoles cumplirá 26 años, no quiere pensar aún en la llegada final el domingo a Verona. “Aún no lo pienso, quedan días e iremos viviendo el día a día y tratar de defendernos lo mejor posible”.

Tras la disputa de 15 de las 21 etapas de la carrera, Carapaz, que se declaró admirador del exciclista italiano Marco Pantani, aventaja en 47 segundos al esloveno Primoz Roglic y en 1:47 al italiano Vincenzo Nibali.

“Ser uno de los favoritos me anima a seguir en esta progresión y defender esta camiseta los días que me sean posibles, junto al equipo que está magnífico y si podemos llegar así a Verona sería la culminación de un gran trabajo de todos”, declaró Carapaz.

El ecuatoriano, que explicó que a los 17 años tuvo que emigrar a Colombia para poder formarse como ciclista, admitió que su papel en la carrera ha cambiado: “(Los rivales) Me tienen mucho más en cuenta, pero queda mucho camino por recorrer y creo que me van a seguir probando en todos los terrenos, pero tengo un gran equipo para ayudarme”.

Eusebio Unzue definió a su corredor como “muy tranquilo” en el plano personal y un ciclista “muy agresivo, siempre al ataque”. Cuando fichó en 2016 por el Lizarte, el filial de Movistar “era un desconocedor de este deporte, pero en cuatro años su progresión ha sido magnífica”.

“Hombre de grandes vueltas”

“El año pasado ya vimos que además de su calidad tuvo esa regularidad que le permitió acabar cuarto en el Giro y este año ha subido ese peldaño para luchar por el Giro. En un corredor de presente y futuro hombre de grandes vueltas”, añadió el veterano Unzue.

El patrón de Movistar recordó que “en el Giro los escenarios son tan complicados que todo es imprevisible; todo puede ocurrir” en la última semana.

Para Unzue, Roglic “es el líder virtual de la carrera porque sabemos de su gran condición de contrarrelojista, necesitaríamos otro minuto más para estar más tranquilo y con Nibali estamos ante uno de los grandes de la historia, con muchas victorias y en un gran momento”.

Landa, que acudía al Giro como jefe del filas de la formación española y es quinto en la general a 3:15 de su compañero, no dudó en que ayudará a su Carapaz a salvar los obstáculos que le esperan en la última semana, empezando por la etapa del martes: “Seguro que en algún momento le puedo ayudar. El Mortirolo es un puerto muy exigente y habrá que controlar muy bien, sobre todo a Vincenzo (Nibali), la referencia de la carrera”.

Pero “con la condición de ‘Richie’ (Carapaz) y los buenos recuerdos que tengo del Mortirolo (triunfo de etapa en 2015) esperemos pasarlo bien”, concluyó el ciclista vasco. (D)