Deportes

4 Jul 2020 19:02
Bayern se pasea en la final de Copa y sueña ya con el ‘triplete’
Tras la reanudación del fútbol alemán, el gigante bávaro lleva un pleno de once victorias en once partidos, teniendo en cuenta Bundesliga y Copa. Foto: AFP

Berlín – AFP

El Bayern de Múnich conquistó la vigésima Copa de Alemania de su historia con una cómoda victoria (4-2) en la final ante el Bayer Leverkusen, este sábado en Berlín, con lo cual sigue en liza en busca del ‘triplete’ de final de temporada, que ya logró en 2013.

El pasado 16 de junio había asegurado matemáticamente su trigésimo título en la liga alemana, el octavo de manera consecutiva, y ahora su gran reto será conquistar en agosto la Liga de Campeones, que se decidirá con un formato inédito en Lisboa (‘Final 8’).

El austríaco David Alaba (minuto 16) y Serge Gnabry (24) encarrilaron ya la final en la primera parte y en la segunda el polaco Robert Lewandowski firmó un doblete (59, 88).

Sven Bender (63) y Kai Havertz (90+4 de penal) firmaron los tantos del Bayer Leverkusen, pero sin llegar nunca a reenganchar a su equipo al partido.

“Hemos jugado realmente muy bien, tanto en ataque como en defensa. Hemos demostrado en la segunda parte que somos el mejor equipo y que queríamos ganar la Copa”, declaró Lewandowski, que suma ya 51 tantos esta temporada, a la televisión Sky.

El Bayern Múnich está en un momento espectacular. Tras la reanudación del fútbol alemán a mediados de mayo, después de dos meses de parón por la pandemia del nuevo coronavirus, el gigante bávaro lleva un pleno de once victorias en once partidos, teniendo en cuenta Bundesliga y Copa.

De los últimos 26 partidos oficiales ha ganado 25 y su última derrota se remonta al 7 de diciembre, sin contar un revés sufrido en un amistoso en enero.

En el palmarés histórico de la Copa, el Bayern amplía todavía más su ventaja, al sumar su título 20. Muy lejos está el segundo con más títulos en la competición, el Werder Bremen, que suma seis.

El Bayern revalida el ‘doblete’ nacional Bundesliga-Copa que ya había conseguido la pasada temporada. “Hemos mostrado en las últimas semanas hasta qué punto el Bayern está motivado y acertado”, celebró el arquero y capitán del Bayern, Manuel Neuer, también al micrófono de Sky.

Por su parte, el Bayer Leverkusen ha tenido un mal final de curso.
El pasado fin de semana se quedó en quinto puesto en la Bundesliga, sin poder conseguir una de las plazas para la próxima Liga de Campeones.

En la Copa de Alemania solo ha podido ser campeón en una ocasión, en el ya lejano 1993. Desde entonces ha perdido las tres finales a las que ha llegado en el torneo, las de 2002, 2009 y la de este sábado.

Sin sufrir

Desde el principio, el Bayern dejó clara su superioridad. Alaba asestó el primer zarpazo con un gol de falta directa, desde la frontal del área, en el minuto 16.

En el 24, Gnabry marcó con un disparo cruzado en el área, tras recibir un paso entre líneas de Joshua Kimmich. En el 58, el arquero Manuel Neuer envió un balón en largo, hasta el campo contrario, y Lewandowski recibió. Sin pensárselo mucho, envió un tiro desde fuera del área que terminó en gol por un fallo del arquero del Leverkusen, el finlandés de origen eslovaco Lukas Hradecky, que tocó pero sin conseguir detener. El balón siguió su trayectoria hasta cruzar la línea.

Bender, de cabeza en un saque de esquina en el 63, acortó la desventaja del Bayer Leverkusen. Pero Lewandowski firmó luego el 4-1 provisional, aprovechando un pase de la muerte del croata Ivan Perisic (88).

El joven prodigio Kai Havertz, de penal en el descuento final (90+4), maquilló el revés (4-2) de su equipo. El partido tuvo lugar en el imponente Olympiastadion de la capital alemana, un gran recinto con capacidad para 75.000 espectadores, vacío en esta ocasión por las restricciones ante la pandemia del COVID-19.

Tras este nuevo éxito, el Bayern se pondrá en ‘modo Champions’.
Tiene pendiente de disputar la vuelta de octavos ante el Chelsea, pero le superó ya 3-0 en Londres en la ida, por lo que la eliminatoria parece sentenciada. Después vendría esa ‘Final 8’ (12-23 de agosto) en Lisboa, donde el Bayern quiere traducir su excepcional momento en la reconquista del trono europeo. (D)