Comunidad

5 Dic 2019 09:10
Papel, goma y talento: taller de monigotes en el Instituto de Neurociencias de Guayaquil
Alrededor de 30 pacientes del Instituto de Neurociencias de Guayaquil fabrican diversos tipos de monigotes en un taller para ponerlos a la venta. Foto: Jorge Peñafiel

Jimmy Tapia tomó trozos de papel periódico con pegamento y con cuidado recubrió el molde de un monigote de Marshall, el perro bombero de la serie Paw Patrol. Se concentraba tanto en los detalles que por momentos los síntomas de la esquizofrenia paranoica que padece no se notaban.

Él es uno de los 30 pacientes con enfermedades mentales que forman parte del taller de elaboración de monigotes, en el Instituto de Neurociencias de Guayaquil. El psicólogo Andrés Ashby explicó que Jimmy, como otros pacientes, tiene rutinas que los mantienen ocupados y que ellos realizan los monigotes porque se sienten contentos, liberados y motivados en sus responsabilidades.

“(Pacientes) buscan realizar los monigotes porque se sienten contentos, liberados y motivados”.

Andrés Ashby, psicólogo

Allí, dependiendo de sus habilidades, unos pacientes rasgan, otros pegan papeles, algunos pintan partes gruesas y otros hacen detalles en trazos. “Carlos (otro paciente) tiene esquizofrenia, tiene un síntoma de estereotipo motriz, alza las manos. Pero como está ocupado no lo muestra”, explicó el doctor.

Ashby explicó que son 11 moldes de monigotes que trabajan los pacientes. (I)