Óptimus, un equipo que simula el manejo de vehículos pesados, es la nueva adquisición de Conduespol para capacitar
El equipo reacciona ante las situaciones como si fuese un transporte pesado normal. Foto: Prisilla Jácome

Luce como un gran equipo de videojuego y posee un nombre que eleva esta percepción fantástica, sin embargo, “Optimus” está muy alejado de ser un sistema de diversión o de ocio.

Este es el nuevo equipo de simulación de manejo de vehículos pesados que adquirió Conduespol, la escuela de conducción profesional de la Escuela Superior Politécnica del Litoral, a fin de mejorar su programa de evaluación y certificación de conductores profesionales.

Acorde con Bismark Cornejo, del departamento de Educación Continua de Conduespol, este equipo permite capacitar en condiciones específicas, pero con la misma capacidad de reacción de un vehículo real.

Optimus, un sistema con tecnología española, pone a prueba las habilidades al volante de conductores y aspirantes en más de 17 diferentes configuraciones de flota pesada (buses urbanos e interprovinciales, tráileres, transporte masivo y más) en diferentes escenarios con distintas condiciones climáticas, ante obstáculos viales e, incluso, con desperfectos mecánicos.

El simulador toma el tiempo de la práctica, indica todas las infracciones y errores del conductor. Foto: Prisilla Jácome

El equipo permite ver desde distintas cámaras cuáles son los movimientos del aspirante, qué infracciones comete y cuáles son sus errores frecuentes. Para garantizar que un participante es quien realiza la actividad, Óptimus toma la huella dactilar del alumno, a quien posteriormente le atribuirá una calificación y retroalimentación.

Los ejercicios son colocados por instructores capacitados, quienes personalizan las actividades de acuerdo a quién esté a prueba. El instructor también emita una nota al final de la jornada.

Con Óptimus se espera reducir al mínimo la cantidad de horas de prácticas reales. (I)