Comunidad

8 Dic 2019 16:07
Nueva fuente cibernética ornamental en la entrada a Guayaquil
La fuente cibernética ornamental se maneja través de un software que controla la distancia de los chorros de aguua. Foto: Cortesía

Con un espectáculo de luces y chorros de agua que van de 13 a 50 metros de altura, Guayaquil recibe a sus visitantes desde la noche del pasado jueves 5 de diciembre, cuando la alcaldesa de Guayaquil Cynthia Viteri, entregó oficialmente la nueva fuente cibernética ornamental implementada en el parque “Guayas y Quil”.

Ubicada en la Av. Pedro Menéndez Gilbert y Benjamín Rosales (bajos del distribuidor de tráfico de la Av. Benjamín Rosales y el puente de la Unidad Nacional), a pocos metros del monumento a Guayas y Quil, se proyecta para quienes ingresan o salen de la ciudad.

Respecto a su ubicación, la Alcaldesa dijo que está mirando hacia donde sale el sol y eso es Guayaquil. “Para mi Guayaquil es el sol del Ecuador, está por donde sale el sol para el país entero” afirmó.

“Con tecnología cibernética, basada en una fuente inteligente manejada a través de un software, se controla tanto los chorros de agua, como la iluminación e incluso velocidad del viento para que el agua no salga del área de la pileta”, explicó José Carranza, representante de Ghesa Ingeniería y Tecnología S.A., empresa ejecutora de la obra.

La fuente tiene una capacidad de iluminación de hasta un millón de tonalidades de colores. (I)