Mayte Montalvo encontró el equilibrio entre ser madre y emprendedora

Muskuna, que significa ‘sueño’ en Quichua, es su marca de jabones y velas artesanales

Mayte Montalvo es relacionista pública, madre y esposa que encontró en el emprendimiento una forma de crecer como profesional.

A pesar de nunca haber ejercido su carrera, por dedicarse a sus pequeños, ahora es una exitosa microempresaria que ha sacado a flote su propio negocio en tan solo un año.

A través de Muskuna se dedica a fabricar y comercializar velas, jabones y bombas de baño elaborados a mano. Se caracterizan por estar hechos con productos naturales, de calidad y con llamativas decoraciones florales que “resaltan la belleza de nuestro Ecuador”.

Según cuenta Mayte, optó por las velas y jabones porque requería algo a lo que ella pueda dedicarse en un tiempo específico, que no comprometa sus actividades como mamá. “Las hago en las noches y madrugadas cuando mis hijos duermen, y en el día hago las entregas”, detalla.

Los vende a través de Facebook como Muskuna, pero también tiene tres puntos de distribución; la atención que brinda es personalizada. Foto: Irina Jaramillo

Desde que empezó su negocio, su propuesta ha tenido gran aceptación. Para Mayte esto tiene que ver con ofrecer un producto personalizado. Es por ello que no ofrece cualquier cosa, pues para guiar a sus clientes ha tratado de estudiar y especializarse a través de Internet.

Mientras que para el proceso decorativo, también se dedica a recolectar plantas y flores naturales que encuentra en sus caminatas. Esto le representa otro tipo de proceso, pues requiere de una a dos semanas para deshidratarlas.

Actualmente se dedica a la venta a través de redes sociales, y cuenta con 3 puntos de distribución en Quito y en el Valle de los Chillos.

Para Mayte, como madre y mujer, ser emprendedora le ha representado cumplir sus metas, de ahí el nombre, que significa ‘sueño’ en Quichua, además de abrirle muchas puertas . (I)

“Como mujer y profesional es importante realizarte, los hijos son hermosos, pero también necesitamos esa parte, y a mi me hacía falta eso”

Mayte Montalvo
Dueña de Muskuna