Comunidad

24 Mar 2019 18:29
Marcos Ochoa viajó 8 horas para ejercer su derecho al voto y vender aceite de coco
Marcos Ochoa compartió la mesa de un plastificador de documentos para exhibir los frascos de aceite de coco. Foto: Ronny Paredes

Hace casi tres años vive en Esmeraldas pero cambiar de recinto electoral no se le ha cruzado por la cabeza.

Se trata de Marcos Ochoa, un guayasense de 45 años que llegó a primera hora a votar en el recinto electoral UEES, de La Puntilla (Samborondón).

“Allá llegué luego del terremoto del 2016 y me quedé; ahora trabajo por allá pero cuando vengo aprovecho para visitar a mis hijos”, explicó Ochoa.

Tras sufragar sacó su lado emprendedor. En una pequeña mesa, compartida con un plastificador de documentos, exhibió frascos de aceite de coco.

Ese producto “100% artesanal” es creado por el grupo de mujeres de Asoparc bajo la marca Palmaveral. (I)