Comunidad

22 Dic 2019 12:41
Lista la chicha y el pan para la Pasada del Niño Viajero
Patricia Pulla, mantenedora de la tradición junto al arzobispo de Cuenca, Marcos Pérez, en la bendición de la chicha. Foto: Verónica Mantilla.

Unos 40 000 vasos de chicha se repartirán en la Pasada del Niño Viajero. Este domingo 22 de diciembre, el arzobispo de Cuenca, Marcos Pérez Caicedo bendijo la bebida típica preparada con amor y dedicación por la familia Pulla Álvarez, quienes mantienen esta tradición que ha trascendido cinco generaciones.

Para Patricia Pulla Álvarez, esta es una muestra de fe recibida de sus antepasados y que a su vez la transmiten a los menores. “Tal es así, que colaboramos todos los hijos que somos Vinicio, Esperanza, Patricia y los nietos, a la cabeza Marcelo Poveda…”, señaló.

La elaboración de la chicha se inicia con una oración, luego la familia y amigos se encargan de adquirir los ingredientes como especies, montes y la jora, el elemento principal.

Marcelo Poveda explicó que en este proceso trabaja toda la familia, dos semanas antes de la repartición se designan tareas a cada miembro.

Ellos cuidan la temperatura, calidad de los ingredientes y el azúcar.

En esta ocasión, también se repartirán más de 10 000 panes en el Pase del Niño Viajero, a realizarse este 24 de diciembre por las calles principales de la urbe. (I)