Comunidad

8 Nov 2019 13:07
Importancia de dejar los plásticos de un solo uso, según ordenanza, abordó la conferencia “Embajadores del Océano”
La conferencia “Embajadores del Océano” trató sobre la importancia que tiene para el planeta dejar de usar plásticos de un solo uso. Foto: Cortesía

El jueves, en el Pasaje Arosemena del Palacio Municipal de Guayaquil se realizó la conferencia “Embajadores del Océano”, que abordó la importancia que tiene para el planeta, el país y la ciudad dejar de usar plásticos de un solo uso, según establece la ordenanza municipal, que en diciembre empezará a socializarse en los centros comerciales y patios de comida.

El evento, organizado por la Dirección de Ambiente de la Alcaldía y el Embajador de los Océanos, Esteros y Ríos de Guayaquil, Andrés Fernández, tuvo como conferencistas a: la asambleísta Dallyana Passailaigue, promotora de la creación de la Ordenanza para regular la fabricación, comercio, distribución y entrega de productos plásticos de un solo uso (sorbetes, envases, tarrinas, cubiertos, vasos, tazas de plástico y foam y fundas plásticas tipo camiseta) en el cantón; el director municipal de Ambiente, Bolívar Coloma; la comunicadora y activista, Andrea Rendón; y Fernández.

Antes de la intervención de los conferencistas, se presentó el vídeo de la campaña “Guayaco que se respeta”, cuyo objetivo es difundir la importancia de dejar de usar plásticos de un solo uso para no contaminar más el mar.

“Estoy aquí para alarmarlos. En el mundo, cada 30 centímetros de playa encontramos cinco bolsas repletas de productos de plástico. Cada familia genera 250 kilos de plásticos al año. El 80 % de los plásticos descartables que terminan en el océano proviene de la ciudad. El 80 % de nuestras especies marinas han desaparecido ya. El vaso que tú no tiras al mar es un pez más que sobrevive”, dijo Passailaigue.

La asambleísta explicó que la ordenanza municipal atiende este grave problema, al proponer sustituir los materiales de fabricación de productos plásticos de un solo uso por materiales reutilizables, 70 % reciclado o 100 % biodegradable. “Es decir, que luego de ciertos plazos, que junto con la industria consideramos convenientes, estos productos dejarán de existir con los materiales contaminantes que hoy se hacen. Hablamos de sorbetes, tarrinas, tapas, vasos, copas, envases de plástico y de foam, que tiramos después de usarlos, y las bolsas plásticas tipo camiseta para el acarreo de productos, que no incluyen las botellas plásticas que sí se reciclan, entre otros productos plásticos de uso múltiple”.

Los plazos para la industria de los plásticos van de 3 a 36 meses, dependiendo el producto, para cambiar la maquinaria y sustituir la materia prima. Y para ello hay incentivos, como exoneraciones tributarias. Además, “el Municipio quiso ir más allá y prohibió en las nuevas compras públicas plásticos de un solo uso, incluidas las botellas”, acotó Passailaigue.

Por su parte, Bolívar Coloma, director municipal de Ambiente, dijo: “primero vamos a identificar a los locales que estén expendiendo plásticos de un solo uso, van a ser advertidos y en lo posterior sancionados. Este procedimiento debe comenzar en diciembre, a más tardar, porque queremos que el ciudadano conozca que la ordenanza es para cumplir. Vamos a informar, advertir y sancionar”, enfatizó el funcionario.

“Los centros comerciales o patios de comida que no respeten la ordenanza van a ser sancionados. Primero vamos a poner unos letreros que digan ‘Incumplidor de la ordenanza’ y si persiste, iremos con el comisario a ponerle una multa y la otra sanción será la clausura”, añadió Coloma.

En cuanto a las multas, el director municipal de Ambiente, dijo que estas contemplan desde 10 a 200 salarios básicos, de acuerdo al tipo de manejo inadecuado.

Asimismo, Coloma señaló que junto con prevenir el uso inadecuado de sorbetes, tarrinas y otros envases de plástico de un solo uso, también se revisará el correcto el manejo de las trampas de grasa en los negocios. (I)