Comunidad

29 Abr 2019 19:44
Huerto funciona como terapia para usuarios del Instituto de Neurociencias
En la actividad se asignan varias responsabilidades. Fotos: Prisilla Jácome

Preparar la tierra, sembrar pequeñas semillas, trasplantar brotes a nuevos espacios y, de ser el caso, cosechar los frutos son algunas de las actividades que desarrollan los usuarios del Instituto de Neurociencias, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, como parte del proyecto Mi Semilla.

Alrededor de 40 personas diarias son las que se involucran en esta práctica que busca el bienestar de los pacientes de la entidad.

Cecilia Viteri, psicóloga y directora del proyecto que nació en 2016, asegura que con esta terapia se trabaja la dependencia, la autonomía y la productividad de las personas que tienen trastornos mentales graves; logrando mejorar su funcionalidad. Además, indica, con esto se apunta a la inclusión social y laboral este grupo.

Después de tres años, los resultados arrojan beneficios notorios: los pacientes mejoran el habla, se desenvuelven más físicamente, ponen en funcionamiento su parte cognitiva y se sienten bien emocionalmente.

“Ellos desarrollan el sentido de pertenencia, saben que forman parte de un grupo que tiene que trabajar, que depende de ellos y además se sienten muy motivados puesto que los frutos y las plantas que siembran son vendidos”, explica. (I)