Comunidad

16 Sep 2020 13:11
Empresa pionera tecnológica de Ecuador destaca la importancia de la georreferenciación

Empresa Pionera Tecnológica de Ecuador destaca la importancia de la Georreferenciación, aplicada por el Municipio de Guayaquil, para contener la pandemia.

Las medidas tomadas por la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, para contener eficientemente la pandemia, al punto de ser referencia internacional, cobra su precio en la historia y comienzan a salir a la luz, en su verdadera dimensión, los factores clave para haber reducido el contagio al 1,14 por cada 10 mil habitantes, que la ciudad registra en la actualidad.

Entre estos factores, resalta la georreferenciación, que es la técnica de posicionamiento espacial de una entidad en una localización geográfica única y bien definida en un sistema de coordenadas y data específicos.

La importancia de la georreferenciación para contener la pandemia, con la eficacia y contundencia con que la administración municipal lo hizo, es resaltada por la publicación de ESRI Ecuador, empresa especialista tecnológica radicada en Quito.

Con la georreferenciación se logró sectorizar a la ciudad de acuerdo a los focos de contagios que se dieron en plena pandemia. La especialista en este campo y subdirectora de la Dirección de Gestión de Riesgos y de Cooperación, del Municipio de Guayaquil, Alexandra Rivadeneira, fue quien tuvo a su cargo la coordinación del equipo que atendió la mecánica del manejo de la información desde su inicio, en marzo pasado.

Rivadeneira utilizó la aplicación de la plataforma ArcGIS, que ofrece las herramientas que facilitan la toma de decisiones rápidas e inteligentes, que en ese entonces, tomó la Alcaldesa, en base a las denuncias en redes, y catapultada por la falta de acción gubernamental, a causa del colapso del sistema de salud, ante el virus. Surgió entonces el Plan Estratégico de Atención Puerta a Puerta, base fundamental para contener el contagio.

Todo esto se logró con la georreferenciación que manejó la Dirección Municipal de Gestión de Riesgos y su equipo, que puso en coordenadas y latitudes, los principales focos de contagio y de números de pacientes, casi todos, en las zonas vulnerables de la ciudad, en su periferia y en el mismo Guayaquil profundo, donde las brigadas médicas y multidiciplinarias municipales se desplegaron lideradas por la Alcaldesa.

Sin la georreferenciación no hubiera sido posible este gigantesco programa municipal, clave del control que se realizó de la pandemia, remontando la fatal cifra de más de 700 muertos diarios, a menos de uno pasando un día, y que hizo que Guayaquil pasara a primer plano a nivel mundial.

Lo más importante fue mitigar el impacto y reducir y contener el nivel de propagación del virus, lo que se logró en menos de un mes, según recuerda Rivadeneira.

Primer mapa de calor

Asimismo, recalca que la conversión de las denuncias sobre cuerpos de fallecidos y enfermos que surgía en las redes sociales, fueron convertidas en coordenadas y con la aplicación ArcGIS, se creó el primer mapa de calor de la ciudad y de esta forma, ubicar en tiempo real, cuáles eran las zonas calientes a dónde se debían dirigir las primeras acciones de atención a la población, para reducir los contagios y atender a los pacientes, según anota la publicación especializada en referencia.

Estas atenciones in situ, tienen números ya conocidos y que han dado la vuelta al mundo, como la repartición de los kits de alimentos, de desinfección, de higiene, de alimentos para mascotas, mascarillas, brigadas médicas y atención ambulatoria en sus casas a las familias, con lo que se pudo mantener la restricción de movilidad, punto crítico para el control epidemiológico. Se llegaron a repartir 25 mil kits semanales a igual número de familias en riesgo.

Como dato curioso, revela Rivadeneira, el trabajo efectuado, en torno a la entrega de kits de desinfección “dado que a más de COVID, apareció el Dengue, entonces se creó este kit con cloro, alcohol, jabón líquido y repelente para mosquitos”, resaltando este mecanismo a nivel internacional.

La publicación de Esri recoge que se crearon brigadas médicas con un equipo de 180 profesionales que iban atendiendo las necesidades de la ciudadanía, puerta a puerta, haciendo Triaje y, de acuerdo a la sintomatología de cada paciente, se direccionaban a los niveles 1, 2 y 3 de atención sanitaria.

Con la importación de pruebas rápidas, se las pudieron también hacer en sus casas y la información registrada en tiempo real. Todo ello conformó un gigantesco mapa con los focos precisos, con números reales del avance o contención de la pandemia, permitiendo su control para junio y también el comienzo de la reactivación económica, porque “hay que vivir y comer”, como recalca siempre la Alcaldesa Porteña.

Guayaquil está avanzando gracias al manejo adecuado de las tecnologías, las acertadas decisiones políticas y la tónica de trabajo imparable e incansable de la administración guayaquileña. (I)