Comunidad

23 Abr 2019 14:30
Con técnica y seis colores se da vida a piezas
Silvia Di Rosa, artista venezolana radicada en Cuenca hace 15 años. Fotos: Verónica Mantilla.

Con buen pulso y a la vez sutileza, los colores, formas y volumen se apoderan de pequeñas y grandes piezas de aluminio reciclado.

Cada trazo y pincelada son testigos de la habilidad que posee la artista venezolana, Silvia Di Rosa, de 55 años de edad.

Aunque es ingeniera civil de profesión, esto quedó atrás al llegar a Cuenca hace 15 años, donde surgió su pasión por el arte.

Silvia comenta que mientras estuvo embarazada de su última hija aprendió a repujar en aluminio e hizo réplicas de obras de arte.

En ese entonces a María Leonor Aguilar, del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (Cidap), le gustó su trabajo y le invitó a una primera feria.

Con el tiempo sus creaciones se perfeccionaron en cursos. En la actualidad, trabaja sobre aluminio reciclado con la técnica del falso vitral y en papel de aluminio sobre madera o acrílico.

“Básicamente tratamos de usar materiales reciclados, si en algunas imprentas tienen el material que requerimos (los rechazos) lo compramos, con la idea de reciclar, así sea plástico”, añadió Silvia.

La artista crea aretes de tortugas, de botón, de diablo huma, mariposas y búhos, cuyo costo va desde los $2, al igual que dijes en $5, collares en $10, magnetos en $3 y máscaras para paredes, en $25.

En las piezas prevalecen los tonos: cardenillo, azul cobalto, fucsia, amarillo, verde y naranja.  “Me encanta la composición, cuando pongo solo cinco colores siento que algo falta”, aseguró.

Sus obras se exponen y comercializan en Galería de Oficios de la Casa de la Cultura hasta aproximadamente el 2 de mayo. (I)