Comunidad

1 Ago 2020 09:47
Centros fijos de triaje estarán  desde la próxima semana en Quito para paliar la crisis de coronavirus
Con los controles se busca controlar el alto índice de contagios en la capital.

El repunte de contagios de COVID-19 en Quito, ha hecho que las autoridades municipales tomen medidas para combatir el alto índice de contagios.

En este marco, el vicealcalde Santiago Guarderas manifestó que la intervención comunitaria con brigadas forma parte de la estrategia para la atención para pacientes con sintomatología de COVID-19.

El municipio capitalino ha colocado los centros de triaje, que son puestos fijos, y están distribuidos a lo largo del Distrito norte, centro y sur, y también en las siete parroquias que son calificadas como zonas calientes: Calderón, Cotocollao, Chillogallo, Guamaní, La Magdalena, Belisario Quevedo y Centro Histórico; a estas se suman, Quitumbe y Chimbacalle, que están al sur de Quito.

“Los centros de triaje permiten hacer una detección oportuna del COVID, e inmediatamente hacemos una selección dependiendo de la condición del ciudadano, en algunos casos se les recomendará el aislamiento en su domicilio, el traslado a los centro de atención temporal el Bicentenario o ir directamente a los hospitales” señaló el vicealcalde.

Intervención comunitaria

Además se han integrado 29 brigadas, cada una de ellas constituida con un médico general, enfermeras y líderes barriales. La intención es que ellos visiten cada uno de los domicilios, y de esta forma intentar controlar el virus en las comunidades, en los barrios para evitar las largas filas en los hospitales.

El vicealcalde Guarderas informó que la campaña empieza desde la próxima semana, y se espera controlar el alto índice de contagios en la capital y en la provincia de Pichincha que este fin de semana tendrá toque de queda desde las 19:00 y la prohibición de venta de licor. (I)